7 versículos bíblicos para el día de acción de gracias

6 min. para leer

Acción de Gracias es una época maravillosa del año, celebramos junto a nuestros seres queridos y agradecemos a Dios por todo. Pero, ¿qué pasa si no nos sentimos muy agradecidos? En esta publicación, veremos el ejemplo de agradecimiento de Pablo, y luego veremos juntos algunos versículos bíblicos de acción de gracias. 

Da gracias en todas las cosas

Pablo nos recuerda en 1 Tesalonicenses 5:16-18, que podemos ser agradecidos en todas las circunstancias, buenas o malas. Escribe: “Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es Su voluntad para ustedes en Cristo Jesús”.

Pablo no lo dice a la ligera. En 2 Corintios 11:24-27, dice; “Cinco veces recibí de los judíos los treinta y nueve azotes. Tres veces me golpearon con varas, una vez me apedrearon, tres veces naufragué, y pasé un día y una noche como náufrago en alta mar. Mi vida ha sido un continuo ir y venir de un sitio a otro; en peligros de ríos, peligros de bandidos, peligros de parte de mis compatriotas, peligros a manos de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el campo, peligros en el mar y peligros de parte de falsos hermanos. […] He sufrido hambre y sed, y muchas veces me he quedado en ayunas; he sufrido frío y desnudez”.

Pablo atravesó procesos inmensamente difíciles, y aún así, dijo; “Den gracias a Dios en toda situación” (v 18). Tener un corazón agradecido convertirá nuestras preocupaciones y tristeza en alabanza, incluso en tiempos difíciles en los que tenemos oraciones sin respuesta. Cuanto más espacio damos a la gratitud, menos espacio hay para lo malo. No estoy diciendo que sea fácil estar agradecido por la mala situación, pero ¿podemos aprender a estar agradecidos en medio de ella? El agradecimiento es una posición del corazón y podemos elegirla todos los días, sin importar lo que estemos viviendo.

Te presentamos siete maravillosos versículos bíblicos de acción de gracias.

Siete versículos bíblicos de acción de gracias

ação de graças
Foto por Aaron Burden no Unsplash

Alabanza

  1. 1. “Alaba, alma mía, al Señor; alabe todo mi ser su santo nombre. Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias; Él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión”.
  2. Salmos 103:1-4 es un gran versículo de la Biblia que habla sobre la gratitud. ¿Notas cómo David le dice a su alma que alabe al Señor? ¡A veces el espíritu está dispuesto pero el cuerpo es débil! Podemos incitar a nuestra alma a alabar a Dios, repitiendo versículos bíblicos de agradecimiento en voz alta.

Arraigados y edificados

2. “Por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan ahora en Él, arraigados y edificados en Él, confirmados en la fe como se les enseñó, y llenos de gratitud.”

Colosenses 2:6-7 afirma que la gratitud proviene de estar arraigado y edificado en Jesús. Somos fortalecidos en la fe y a partir del creer y confiar es que viene el agradecimiento.

Su amor permanece

3. “¡Alaben al Señor porque Él es bueno, y Su gran amor perdura para siempre!” 1 Crónicas 16:34.

Canten con gozo

4. “Vengan, cantemos con júbilo al Señor; aclamemos a la roca de nuestra salvación. Lleguemos ante Él con acción de gracias, aclamémoslo con cánticos. Porque el Señor es el gran Dios, el gran Rey sobre todos los dioses. En Sus manos están los abismos de la tierra; suyas son las cumbres de los montes. Suyo es el mar, porque Él lo hizo; con Sus manos formó la tierra firme”. Salmos 95:1-5.

Estos son versículos bíblicos maravillosos que nos recuerdan por qué damos gracias a Dios. Su amor perdura para siempre y Su creación es milagrosa. ¡Démosle las gracias!

Paz

5. “Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos. Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón. Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de Él.” Colosenses 3:15-17.

Pablo nos muestra que dar gracias es una parte integral de vivir en Cristo.

No estén ansiosos

6. “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7.

Pablo sugiere el dar gracias como antídoto para la ansiedad. Dedica tu tiempo a agradecer, en lugar de preocuparte. Cuanto más tiempo inviertas en agradecer, la gratitud se convertirá en algo cada vez más natural en tu vida.

Bendito sea el nombre del Señor

7. “El Señor ha dado; el Señor ha quitado. ¡Bendito sea el nombre del Señor! Job 1:21.

Finalmente, la conmovedora canción de Matt Redman, “Bendito sea el nombre”, nos recuerda que todos pasamos por momentos de gozo y desesperación, pérdida y abundancia, y a través de todo, lo único que no cambia es que Dios es digno de nuestra alabanza. Entonces, ¡demos gracias a Él!

Nada nuevo bajo el sol

No hay nada nuevo en la práctica del agradecimiento, en realidad, proviene de la práctica ignaciana, que se fundamenta en las experiencias de San Ignacio de Loyola en el siglo XVI. El ‘Examen’ es solo el nombre de un proceso simple de tomarte el tiempo de analizar cómo ha sido tu día con Dios en cinco pasos:

  1. Tómate un momento para estar consciente de la presencia de Dios.
  2. Recuerda tu día con gratitud.
  3. Presta atención a tus sentimientos. ¿Qué te ha hecho sentir agradecido, triste o enojado hoy?
  4. Elige una parte de tu día (buena o mala) y ora por ese momento.
  5. Mira hacia el futuro.

El ‘Examen’ se trata de observar tu vida, las alegrías y las tristezas, y usarlas para escuchar lo que Dios quiere decirte. ¿Por qué no intentarlo hoy mismo?

Para concluir, la acción de gracias ilumina lo que ha estado allí, frente a nosotros todo el tiempo, nos arma contra la depresión, la enfermedad y la baja autoestima, y llena nuestra mente de pensamientos positivos, y da menos cabida a lo malo. Por lo tanto, no se trata de fingir que no está sucediendo nada malo, sino de tomar la decisión de aferrarse a lo bueno. Recuerda, ya sea que tengamos mucho, poco o nada, siempre tenemos la opción de ser agradecidos. Lee de nuevo estas escrituras de acción de gracias en voz alta para recordarle a tu alma por qué tu Dios es tan asombroso. Si desea más consejos sobre cómo meditar en la palabra de Dios, consulta este blog.

La app de Glorify también puede ayudarte en tu camino para agradecer más y más cada día. Con devocionales diarios, oraciones y listas de reproducción de adoración, es la herramienta perfecta para ayudarte a descubrir más acerca de la bondad de Dios.

Download Glorify app

Empieza a adquirir buenos hábitos hoy mismo!

Descargar ahora!