13 versículos bíblicos para combatir la ansiedad

5 min. para leer

Ansiedad global

Los versículos bíblicos para combatir la ansiedad me han ayudado muchas más veces de las que puedo recordar. El miedo siempre me sorprende, porque se levanta y trata de arruinar mi día. A veces es a una escala global masiva cuando pienso en la injusticia, la pobreza o la maldad del tráfico humano. Cuando escucho las noticias sobre la inmensidad de los problemas a los que, como humanidad, nos enfrentamos, puede llegar a ser aterrador ya que no tengo ninguna respuesta.

En esos momentos, ha sido increíblemente útil recurrir a versículos de la Biblia para combatir la ansiedad. Leer la Palabra me ha traído consuelo. Al leer los relatos bíblicos, podemos ver cómo las personas, miles de años atrás, se enfrentaban a los mismos problemas masivos que tenemos hoy en día. He experimentado tanta paz cuando recuerdo que Dios no estaba distante en aquellas historias, sino que estaba íntimamente involucrado y trajo esperanza a Su pueblo.

Ansiedad local

No son solo los problemas masivos los que pueden causar preocupación. Me doy cuenta que hay varios motivos para estar ansioso en mi vida, ya sea preocupándome por mis hijos y su futuro, por la salud de mis amigos o por problemas en el trabajo. El miedo puede aparecer en cualquier lugar y en cualquier momento. Estoy tan agradecido de que la Biblia está llena de versículos para combatir la ansiedad y el miedo.  

Me anima cuando leo que los grandes héroes de nuestra fe lucharon contra la ansiedad. Elías huyó con miedo después de su victoria más importante. Moisés tenía demasiado miedo para hacer lo que Dios le pedía, y Gedeón se escondió de sus enemigos cuando Dios lo llamó. Sin embargo, en esos casos, Dios se acercó a cada uno de ellos para fortalecerlos y animarlos. Les prometió que estaría con ellos y los apoyaría en lo que estaban haciendo.

Leer versículos de la Biblia para la ansiedad me recuerda que Dios es fiel a Sus promesas. Él no nos dejará ni nos rechazará. Por el contrario, Él traerá paz a nuestro miedo, confortará nuestra ansiedad y nos dará gozo en medio de nuestras preocupaciones. Él es un Padre bueno que entiende todo lo que atravesamos y nos ama aun con todos nuestros temores.

La Aplicación Glorify te dará un versículo bíblico diario para animarte y fortalecerte. Meditar en estos versículos es un buen hábito para adquirir. Aquí hay una publicación útil sobre meditación bíblica.

Al leer estos versículos, oro para que la paz de Dios, que te ama, repose en tu corazón y en tu mente. Oro para que puedas encontrar quietud en Él y puedas recordar que Él es Dios.

Bible Verses for Anxiety

El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes pastos me hace descansar.

Junto a tranquilas aguas me conduce; me infunde nuevas fuerzas.

Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre.

Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta.

Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos.

Has ungido con perfume mi cabeza; has llenado mi copa a rebosar.

La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa del Señor habitaré para siempre.

Salmo 23

 

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.

Juan 16:33

 

Examíname, oh Dios, y sondea mi corazón; ponme a prueba y sondea mis pensamientos.

Salmo 139:23

 

La justicia morará en el desierto, y en el campo fértil habitará la rectitud.

El producto de la justicia será la paz; tranquilidad y seguridad perpetuas serán su fruto. Mi pueblo habitará en un lugar de paz, en moradas seguras, en serenos lugares de reposo.

Isaías 32:16-18

 

Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre.

Salmo 55:22

 

Todo esto lo digo ahora que estoy con ustedes. Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho. La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.

Juan 14:25-27

 

No bien decía: «Mis pies resbalan», cuando ya tu amor, Señor, venía en mi ayuda.

Cuando en mí la angustia iba en aumento, tu consuelo llenaba mi alma de alegría.

Salmo 94:18-19

 

Porque yo soy el Señor, tu Dios, que sostiene tu mano derecha; yo soy quien te dice: “No temas, yo te ayudaré”.

Isaías 41:13

 

Busqué al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores.

Radiantes están los que a él acuden; jamás su rostro se cubre de vergüenza.

Salmo 34:4-5

 

Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Romanos 15:13

 

Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza. Confío en Dios y alabo su palabra; confío en Dios y no siento miedo. ¿Qué puede hacerme un simple mortal?

Salmo 56:3-4

 

Pero ahora en Cristo Jesús, a ustedes que antes estaban lejos, Dios los ha acercado mediante la sangre de Cristo. Porque Cristo es nuestra paz: de los dos pueblos ha hecho uno solo, derribando mediante su sacrificio el muro de enemistad que nos separaba, pues anuló la ley con sus mandamientos y requisitos. Esto lo hizo para crear en sí mismo de los dos pueblos una nueva humanidad al hacer la paz, para reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo mediante la cruz, por la que dio muerte a la enemistad. Él vino y proclamó paz a ustedes que estaban lejos y paz a los que estaban cerca.

Efesios 2:13-17

 

Los justos claman, y el Señor los oye; los libra de todas sus angustias.

El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido.

Salmo 34:17-18

 

Download Glorify app

Empieza a adquirir buenos hábitos hoy mismo!

Descargar ahora!
;