7 oraciones de aliento y bendición para mujeres

7 min. para leer

La oración es una parte importante de la vida cristiana, como hemos explorado en otras publicacionesEn esta publicación, queremos enfocarnos específicamente en oraciones para mujeres. Estas oraciones pueden usarse como un devocional diario, orando por diferentes áreas de tu vida y por la vida de otras mujeres a tu alrededor.

También puedes utilizarlas como una oración para el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo. En vísperas de este día especial, celebramos la feminidad y el importante papel que desempeñan las mujeres en la sociedad.

Si buscas palabras para decirle a Dios en privado o necesitas algunas indicaciones para tu grupo de oración o tu grupo pequeño, esperamos que estas te ayuden.

Una oración por la presencia de Dios

Filipenses 4:13 dice “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Tenemos todo lo que necesitamos cuando confiamos en Dios para ser fortalecidas. También sabemos por Éxodo 33:14 que Dios dice, “Yo mismo iré contigo y te daré descanso”. Siempre necesitamos ser más conscientes de Dios, y siempre podemos pedir que su presencia esté con nosotras. Esta oración consiste en invitar a su Espíritu Santo a que nos llene de su poder, dándonos fuerza y proporcionando consuelo sin importar lo que el día nos depare.

Querido Dios, lléname de tu presencia. Tengo sed de ti. Anhelo algo más grande de lo que el mundo puede ofrecer. Los deseos más profundos de mi corazón y mis anhelos más profundos se encuentran en ti y solo en ti.

Sea cual sea el día que se me presente, sé que puedo afrontarlo con el poder de tu Espíritu Santo. Que tu paz me conforte y tu presencia sea un bálsamo para mi alma. Quiero conocerte más, Señor. Quiero sentir tu presencia con más fuerza. Espíritu Santo, ven y haz tu voluntad en mí hoy.

Women at lake
Imagen: Priscilla Du Preez

Una oración para que cumplamos nuestro llamado

Dios tiene un plan para todas nosotras. No siempre está claro cuál es y, a menudo, no lo descubriremos hasta que estemos en medio de él. En algunos casos, Dios bendecirá lo que está delante de nosotras y todo lo que pongamos en nuestras manos. A menudo nuestro llamado se encuentra en las cosas que más disfrutamos y que nos dan vida.

Sea lo que sea, a veces necesitamos orientación. El mundo nos dice constantemente que debemos ser esto o aquello, tirando de nosotras en diferentes direcciones. Pero eso no es necesariamente lo mejor de Dios para nosotras. Utiliza esta oración para preguntarle a Dios qué tiene para ti.

Señor, quiero saber qué tienes preparado para mi vida. En la incertidumbre del futuro, ¿podrías iluminar lo que quieres que haga? Anhelo glorificarte en todo lo que hago y vivir con una mentalidad de reino.

Gracias por los dones que me has dado. Ayúdame a utilizarlos bien y a no ser complaciente. Sé que te deleitas en las cosas que traen deleite a mi alma. Después de todo, tú las pusiste ahí. Sea lo que sea lo que quieres que haga, Señor, guíame por el camino correcto y abre las puertas adecuadas para que pueda vivir mi llamado.

Una oración por las mujeres en el liderazgo

La influencia y el liderazgo de mujeres piadosas son muy necesarios en nuestro mundo. Tal vez el Señor te llama a alguna forma de liderazgo, ya sea en tu lugar de trabajo, en la iglesia o en tu comunidad. Los que ya están en posiciones de liderazgo, sin duda entienden el poder de la oración.

Si es tu voluntad, Dios, que yo asuma el liderazgo, ayúdame a responder a ese llamado. Ayúdame a buscar la sabiduría y la humildad, a liderar con dulzura y amabilidad. Cuando tenga miedo o temor de lo que está por venir, fortaléceme, Señor. Dame audacia y valor.

Rodéame de personas que puedan ayudarme y apoyarme en lo que hago. Necesito tu provisión y tu ayuda siempre presente en tiempos de necesidad. Te pido que estés cerca ahora y en el futuro, incluso frente a los desafíos, el sufrimiento y la persecución. Pase lo que pase, haz que tu nombre sea glorificado por encima de todo.

Una oración por otras mujeres

Es importante que defendamos, levantemos y apoyemos a otras mujeres. Ya sea en nuestra iglesia, nuestro lugar de trabajo, nuestra familia o nuestro círculo social. Es una de las razones por las que existe el Día Internacional de la Mujer, aunque deberíamos hacerlo durante todo el año. Una forma de hacerlo como cristianos es orar por otras mujeres, en nuestros propios momentos de oración y en persona con ellas.

Gracias, Dios, por las bendiciones que nos has concedido. Gracias porque disfrutamos de las libertades conquistadas por muchas mujeres antes que nosotras.

Señor, te presentamos a quienes no tienen las mismas libertades que nosotras. Pensamos en las que todavía experimentan sufrimiento y opresión por ser mujeres. Allí donde hay niñas que no tienen acceso a la educación o a las oportunidades, te pedimos que provoques un cambio, Señor. Tu reino se define por la igualdad, por la liberación de los pobres y los oprimidos. Te pedimos que ésta sea la experiencia de todas las mujeres, en casa o en el extranjero, que no son plenamente libres.

Que las mujeres en posiciones de influencia y poder hablen en favor de las oprimidas y sean una luz de guía para las mujeres más jóvenes que buscan dejar su huella. Que las madres, esposas y amigas creyentes se levanten como ejemplos piadosos a seguir.

Gracias, Jesús, porque tu ejemplo de inclusión y comunión con los marginados de la sociedad es uno que todos podemos seguir. Trae paz y prosperidad a las vidas de las mujeres de todo el mundo, en el nombre de Jesús, Amén.

Woman praying
Imagen: Fa Barboza

Una oración para las mujeres casadas

El matrimonio es profundamente importante para Dios y, aunque no es el único camino que podemos o debemos tomar en la vida, es uno que Dios ha ordenado para que muchos de nosotros lo disfrutemos.

La oración juega un papel fundamental en cualquier matrimonio cristiano; esta breve oración puede ayudar a orientar nuestros pensamientos:

Querido Dios, gracias por mi matrimonio. Ayúdame a ser la mejor esposa que pueda ser. Señor, cuando sea difícil dame paciencia, humildad, amabilidad y gracia. Cuando todo está bien, ayúdame a ser agradecida y a disfrutar de mi relación con mi esposo. Ayúdame a bendecirlo y apoyarlo cada día.

Una oración para las mujeres solteras

Tanto si estás soltera como si conoces a mujeres que lo están, debes saber que Dios no ha terminado contigo. Él no se ha olvidado de ti y no estás definida por tu estado civil, ya sea que estés soltera por elección o que te gustaría conocer a alguien con quien compartir tu vida. Él tiene mucho más para ti. Aquí hay una oración para aquellas mujeres que están solteras.

Gracias, Señor, porque estás con nosotros en nuestra soltería y no nos valoras en función de nuestra situación sentimental. Gracias por las bendiciones de la soltería, la libertad que ofrece y la oportunidad de conocerte mejor.

Señor, ayúdame a usar este tiempo sabiamente, sin importar cuánto dure esta temporada. Sé que tú eres todo lo que necesito, y que tienes planes de bienestar y no de calamidad para mi vida, como dice en Jeremías 29:11.

Ayúdame a florecer ahora; continúa tu proceso de santificación en mí y muéstrame tu voluntad para mi futuro.

Una oración por la amistad femenina

Independientemente de nuestra etapa de la vida, todas podemos ser una buena amiga. Mujeres que apoyan a otras mujeres es algo muy valioso y es solo una parte de nuestro llamado como cristianos a ser miembros de un solo cuerpo de 1 Corintios 12.

En lugar de criticar a los demás o de chismosear a sus espaldas, como se muestra a menudo en la televisión, deberíamos dar ejemplo de amor y apoyo a nuestras hermanas en Cristo. Solo Dios sabe el efecto dominó que esto tiene en la iglesia y en la cultura circundante.

Gracias, Dios, por el don de la amistad. Donde me faltan amigas piadosos, te pido que las proveas. Te pido que esté rodeada de mujeres de Dios que me apoyen y me fortalezcan en mi propia vida.

Te pido que yo también pueda ser eso para otras. Ayúdame a notar cuando mis amigas están sufriendo o en necesidad. Ayúdame a ser más desinteresada y a enfocarme en los demás. Te pido que pueda tener un corazón como el de Cristo y estar ahí para mis amigas cuando me necesiten. Gracias, Señor, porque eres el mejor amigo que podemos pedir y siempre estás ahí para nosotros. Amén.

Esperamos que hayas disfrutado de estas oraciones y que planees utilizarlas en tu tiempo devocional o en tu grupo de oración de mujeres. Para más oraciones y peticiones de oración, visita la app de Glorify.

Download Glorify app

Empieza a adquirir buenos hábitos hoy mismo!

Descargar ahora!
;