¿Dónde vivió jesús?

4 min. para leer

Los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento nos ofrecen relatos ricos y detallados de la vida de Jesús. Es increíble tener acceso a estos relatos, que nos abren una ventana a su vida. Leemos sobre su nacimiento, su familia, su ministerio público, su muerte y su resurrección.

Los Evangelios también nos cuentan dónde vivió Jesús. A lo largo de su vida, Jesús vivió en diferentes lugares en diferentes momentos. Hoy, vamos a repasar brevemente dónde vivió Jesús, desde su nacimiento hasta su ascensión al cielo.

Para más contenido sobre la vida de Jesús y su ministerio en la tierra, te invitamos a disfrutar de nuestro especial navideño en Glorify app.

Glorify aplicación gratuita de devocional diario y Biblia

Belén, donde nació Jesús

Los evangelios de Mateo y Lucas nos narran los acontecimientos que condujeron al nacimiento de Jesús hace más de 2000 años. María dio a luz a Jesús en una ciudad llamada Belén, situada en Judea, al sur de Jerusalén.  Se hace referencia a ella desde el Antiguo Testamento, a partir de Génesis 35:19

En Lucas 2 leemos que María y José viajaron a Belén para participar en un censo. Una vez en Belén, María dio a luz a Jesús. Como dice Lucas 2:6-7: “y mientras estaban allí se le cumplió el tiempo. Así que dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada.

El nacimiento del Mesías en Belén había sido profetizado muchos cientos de años antes. “Pero tú, Belén Efrata, pequeña entre los clanes de Judá, de ti saldrá el que gobernará a Israel; sus orígenes son de un pasado distante, desde tiempos antiguos.” Miqueas 5:2

El desvío a Egipto

Después de Belén, Jesús vivió en un país completamente distinto: Egipto.

Leemos en Mateo 2 de un sueño sobrenatural, a través del cual, Dios advirtió a José que debían ir a Egipto. Esto era para proteger la vida de Jesús. Herodes había ordenado matar a todos los niños menores de dos años, por lo que la vida de Jesús corría grave peligro.

A raíz de este sueño, María, José y Jesús se establecieron en Egipto “hasta la muerte de Herodes”.

No sabemos exactamente cuánto tiempo vivió la familia en Egipto, pero es probable que fueran algunos años antes de su regreso a la ciudad de Nazaret.

Regreso a Nazaret

Una vez muerto Herodes, el peligro para Jesús disminuyó. Leemos en el Evangelio de Mateo que José tuvo otro sueño sobrenatural. En este sueño Dios le ordenó que regresara a Israel. El ángel ordenó a José: “Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a la tierra de Israel, pues ya murieron los que amenazaban con quitarle la vida al niño” (Mateo 2:20).

En consecuencia, la familia se trasladó a la ciudad de Nazaret, en Galilea. Fue aquí donde Jesús permanecería el resto de su infancia y los primeros años de su vida adulta. Esta es la razón por la que Jesús llegó a ser conocido como Nazareno.

Fue también en Nazaret donde comenzó su ministerio público. Nazaret era una pequeña ciudad en las colinas de Israel, que no era particularmente conocida en esa época.

dónde vivió jesús

Ministerio público en Capernaúm

Al comienzo de su ministerio público, Jesús se estableció en una ciudad llamada Capernaúm, situada a orillas del mar de Galilea. Los Evangelios mencionan esta ciudad numerosas veces como la base desde dónde Jesús predicaba, ministraba y discipulaba.

El evangelio de Mateo nos dice en Mateo 4:13 que, “Partió de Nazaret y se fue a vivir a Capernaúm, que está junto al lago en la región de Zabulón y de Neftalí”.

Mateo vincula este acontecimiento concreto de la vida de Jesús a una profecía. El traslado de Jesús a Capernaúm era el cumplimiento de la profecía de Isaías 9:1-2. “A pesar de todo, no habrá más penumbra para la que estuvo angustiada. En el pasado Dios humilló a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pero en el futuro honrará a Galilea de los gentiles, desde el Camino del Mar, al otro lado del Jordán.”

Desde Capernaúm, Jesús viajó por las regiones de Galilea, Samaria y Judea, curando enfermos y hablando del Reino de los Cielos. Parece que Jesús no tenía domicilio fijo, sino que se alojaba en casas de amigos y seguidores.

Ascensión al Cielo

En última instancia, el destino final de Jesús y su lugar de residencia eterna es a la diestra del Padre.

En los Evangelios leemos que Jesús ascendió al cielo para pasar la eternidad con Su Padre. Después de su resurrección, Jesús regresó a Betania con sus discípulos, un lugar que visitó muchas veces durante su ministerio, donde “los dejó y fue llevado al cielo”.

Aunque Jesús ha ascendido al cielo, no se ha vuelto distante ni inalcanzable. Jesús está preparando un lugar para mí y para ti, como leemos en Juan 14:1-4

 

Download Glorify app

Empieza a adquirir buenos hábitos hoy mismo!

Descargar ahora!
;