¿Dónde nació Jesús?

5 min. para leer

En esta época del año en la que nos encanta meditar en la historia de la Navidad. En la que revivimos el relato de la vida de Jesús a través de obras de teatro y películas que nos ayudan a imaginar cómo fue cuando vino a la Tierra. A veces podemos preguntarnos ¿dónde nació realmente Jesús?

La Biblia dice que Jesús nació en Belén, en la actual Palestina. Lucas 2:1-7 explica que José fue de Nazaret a Belén porque pertenecía a la casa y al linaje de David. Tuvo que volver al lugar de su nacimiento, la Ciudad de David, para inscribirse en el censo, y mientras él y su esposa María estaban allí, ella “dio a luz a su hijo primogénito”.

La profecía de Belén

Mateo 2:1-2 también nos dice que “Jesús nació en Belén”. El relato de Mateo 2 continúa explicando cómo los magos vieron la estrella en Oriente y vinieron a adorar al Rey de los judíos. Le contaron al rey Herodes la profecía de Miqueas, que decía:

“Pero de ti, Belén… pequeña entre los clanes de Judá, saldrá el que gobernará a Israel”. Miqueas 5:2

Después de que el rey Herodes escuchara la profecía, ordenó que todos los bebés varones fueran sacrificados. La promesa y la llegada de este niño rey amenazaban su trono.

Juan 7:42 afirma estos relatos repitiendo la promesa de Miqueas; “¿Acaso no dice la Escritura que el Cristo vendrá de la descendencia de David, y de Belén, el pueblo de donde era David?”

¿Dónde nació Jesús?

¿Jesús nació en una cueva, un establo o una casa?

Los Evangelios nos dicen que después de nacer Jesús, María “lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada”. (Lucas 2:7)

Los Evangelios no nos dicen en qué tipo de vivienda nació Jesús, pero sí sabemos que Belén habría estaba muy concurrida debido a la multitud de personas que regresaban a su ciudad natal para el censo romano. También sabemos que no había ninguna habitación para huéspedes disponible para ellos. Es posible que María y José intentaran alojarse en casa de familiares, pero que estos que no tuvieran habitaciones libres. 

¿Jesús nació en un pesebre?

El pasaje de Lucas dice que María lo colocó en un pesebre. Un pesebre era un comedero para animales que podía ser de madera o de piedra. De esto deducimos que María y José se alojaban en un establo o en la zona de la casa donde se guardaban los animales, que a menudo era la planta baja, mientras que la familia vivía en el piso de arriba.

Jesús habría sido envuelto en pañales y colocado en el pesebre, acolchado con heno.

Nunca conoceremos los detalles exactos del nacimiento de Jesús, pero sabemos que fue la llegada del Rey del cielo fue humilde y sencilla.

Belén, donde nació Jesús

Hoy, la pequeña ciudad de Belén tiene 25.000 habitantes y atrae a unos dos millones de visitantes al año. La Iglesia de la Natividad marca el lugar donde se dice que nació Jesús. Algunos dicen que Jesús nació en una cueva, que se habría utilizado como refugio para animales. En el año 335 d.C., el emperador Constantino acordó que el sitio se convirtiera en un lugar sagrado y hoy en día la gente lo considera uno de los lugares más sagrados de la fe cristiana.

Su nacimiento anunciado

Lo sorprendente es que nada de esto fue accidental. Cuando miramos el cuadro completo y recorremos toda la Biblia, podemos ver el plan de Dios desde el inicio. Podemos ver las profecías que se unen para pintar una historia de Dios amando a su mundo y restaurando todas las cosas.

Me encanta el pasaje en Lucas 24 que describe a Jesús caminando junto con dos discípulos después de morir en la cruz. Estaban abatidos, pero Jesús les explicó cómo toda la Escritura tenía que cumplirse de esta manera; “¿Acaso no tenía que sufrir el Cristo estas cosas antes de entrar en su gloria?” Entonces se les abrieron los ojos y lo reconocieron, pero él desapareció. Se decían el uno al otro: “¿No ardía nuestro corazón mientras conversaba con nosotros en el camino y nos explicaba las Escrituras?”

Todo formaba parte del plan de Dios. Desde sus humildes comienzos hasta su muerte en la cruz, vemos la mano de Dios tejiéndolo todo.

Luz del mundo

Aunque hubo muchas profecías que predijeron el nacimiento de Jesús, no dejó de ser sorprendente. ¿Quién habría pensado realmente que el Rey de toda la creación nacería en un pesebre?

En aquella maravillosa y santa noche Dios bajó para estar con nosotros en la Tierra. Se encarnó y caminó entre nosotros. 

El ángel dijo a María que tendría un hijo y que se llamaría “Emmanuel”, que significa “Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

“Y el Verbo se hizo hombre y habitó[a] entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad”.  Juan 1:14

Buenas noticias para hoy

¿Qué podemos sacar de esta historia?

  1. Para Dios no hay comienzos pequeños.
  2. Dios tiene un plan que se cumplirá.
  3. Jesús sigue siendo la luz del mundo, como siempre lo ha sido. 

“Las naciones serán guiadas por tu luz, y los reyes, por tu amanecer esplendoroso”.  Isaías 60:3

El plan de redención que Dios puso en marcha aquella noche santa continúa hoy.

Jesús, tú eres la aurora, tú eres la esperanza eterna. Gracias porque tú eres la luz de la vida y en ti no hay tinieblas. En el nombre de Jesús. Amén.

Sigue preparándote para la Navidad con nuestros blogs de Navidad.

Glorify aplicación gratuita de devocional diario y Biblia

Foto por Juli Kosolapova en Unsplash

 

Download Glorify app

Empieza a adquirir buenos hábitos hoy mismo!

Descargar ahora!
;