8 herramientas para afrontar la depresión navideña

5 min. para leer

¿La depresión e impide disfrutar de la alegría de las festividades? Sentirse triste en Navidad es algo increíblemente común. Aunque las fiestas se caracterizan por la alegría y el regocijo, es normal que diciembre sea un mes difícil. 

Aquí tienes 8 maneras de ayudarte a afrontar la depresión navideña. 

Aprovecha el aire libre para aliviar tu depresión 

Una de las maneras más eficaces de dejar de sentirse deprimido en Navidad es salir más al aire libre. Dependiendo de en qué parte del mundo vivas,  esta época del año, con las mañanas oscuras y la caída de las temperaturas, puede ser más difícil que nunca pasar tiempo afuera. 

Estudio tras estudio han demostrado los beneficios de conectar con la naturaleza para las personas que sufren depresión.

“Desde un paseo por un parque urbano hasta un día de senderismo en la naturaleza, la exposición a la naturaleza se ha relacionado con una serie de beneficios, como la mejora de la atención, la disminución del estrés, la mejora del estado de ánimo, la reducción del riesgo de trastornos psiquiátricos e incluso el aumento de la empatía y la cooperación. Hasta ahora, la mayoría de las investigaciones se han centrado en los espacios verdes, como los parques y los bosques, y ahora los investigadores están empezando a estudiar también los beneficios de los espacios azules, lugares con vistas al río y al mar”. Asociación Estadounidense de Psicología (artículo disponible en inglés).

La vida moderna depende tanto de las pantallas, que podemos pasar fácilmente una semana sin pasar tiempo de calidad al aire libre. Sin embargo, los expertos en investigación sobre salud mental aconsejan dar prioridad a salir a la naturaleza regularmente. 

“Hay cada vez más pruebas, procedentes de decenas y decenas de investigadores, de que la naturaleza es beneficiosa para el bienestar humano, tanto físico como psicológico”, afirma Lisa Nisbet, PhD, una psicóloga de la Universidad de Trent (disponible en inglés) en Ontario, Canadá, que estudia la conexión con la naturaleza. “Se puede mejorar el estado de ánimo simplemente al caminar por la naturaleza, incluso en la naturaleza urbana. Y la sensación de conexión que tienes con el mundo natural parece contribuir a la felicidad incluso cuando no estás físicamente inmerso en la naturaleza.”

Recurre a la Biblia para animarte

La Biblia es un tesoro de riquezas: desde sabiduría antigua hasta poesía inspiradora. Cuando aparece la depresión navideña, tomarse un momento para meditar en las escrituras puede ser la medicina que necesitas. 

Filipenses 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Jeremías 29:11 “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—. Planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”.

Isaías 41:10 “Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa”.

Recuerda no ser tan exigente contigo mismo 

Si sufres de depresión, recuerda que está bien no exigirse demasiado a uno mismo. Si tienes que rechazar una invitación a una fiesta o declinar educadamente una salida de compras, hazlo. Es importante dar prioridad a tu salud y tomarte el tiempo que necesitas. 

Aumentar el tiempo que dedicas a cuidarte a ti mismo en Navidad puede ayudarte a minimizar esos sentimientos de tristeza. Si para ti el autocuidado significa leer más, cocinar o conectar con un amigo,  llena tu agenda con esas actividades.

Habla con tus amigos y familiares sobre tu depresión

El teólogo y fundador del movimiento metodista Juan Wesley comenzaba sus reuniones de grupos pequeños con la pregunta “¿Cómo está tu alma?”. Responder a esta pregunta animaba a los miembros a ser vulnerables entre sí y a abordar cómo se sentían realmente. Este es un acto poderoso en la lucha por una buena salud mental. 

Abrirse a los amigos y a la familia sobre cómo te sientes realmente en Navidad puede ser un primer paso importante para ayudarte a pasar mejor esta época de festividades. 

Intenta ofrecer tu tiempo como voluntario 

Durante las festividades hay muchas oportunidades de voluntariado. Hay refugios para personas sin hogar y comedores sociales que estarán en su punto de mayor actividad durante la Navidad. Apuntarse a un voluntariado puede ser una buena forma de desviar la atención de la depresión hacia otra actividad. Esto puede facilitar el control de los pensamientos tristes y ansiosos. 

Averigua qué actividades están haciendo las organizaciones benéficas de tu localidad durante estas festividades y fíjate si puedes dedicar algo de tiempo a ayudar. 

Mantén una rutina

Gran parte de nuestra rutina diaria se ve afectada por esta temporada. Ya sea que los empleadores te dejen salir del trabajo temprano o que las tiendas abran hasta tarde, diciembre puede parecer un mes extraño. Una forma de afrontar la depresión navideña es intentar mantener una rutina lo más constante posible. Cosas como mantener la hora normal de levantarse pueden ayudar a enviar señales tranquilizadoras al cerebro. 

Pide a tus amigos y familiares que oren por tu depresión 

La oración puede ser tu mejor arma contra la depresión. Puedes sentir que te expones mucho al pedir a la gente que ore por ti, pero merece la pena tomarse en serio la tristeza que sientes en Navidad. Pedir oración es una forma proactiva y positiva de ayudarte a lidiar con lo que te está pasando. 

Empieza por enviar un mensaje a una o dos personas con las que te sientas cómodo y pídeles que oren. En la Aplicación Glorify, puedes hacerlo simplemente creando una oración y enviando una petición a tus amigos y familiares para que oren por ti. Después, si te sientes cómodo, considera pedir a los miembros de tu iglesia o congregación que oren también. 

Tenemos un Dios Padre amoroso que escucha y responde a nuestras oraciones. Nunca pienses que no merece la pena orar por tus sentimientos. 

Escucha algo que te afirme

“Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio”. Filipenses 4:8

La forma en la que alimentamos nuestra alma y nuestra mente es tan importante como la forma en la que alimentamos nuestro cuerpo. Durante estas festividades, ¿por qué no cambias los villancicos clásicos por música de alabanza? ¿O qué tal si buscas un podcast de la Biblia que te guste o un devocional en la Aplicación Glorify? Estos recordatorios del amor de Dios por nosotros son una forma poderosa de deshacer los sentimientos de tristeza en Navidad. 

Download Glorify app

Empieza a adquirir buenos hábitos hoy mismo!

Descargar ahora!
;