4 oraciones para dormir bien

4 min. para leer

Dormir bien es una de las bases de nuestra salud y bienestar. Si tienes problemas para dormir, desde alguna mala noche hasta insomnio habitual, utiliza estas oraciones para dormir bien.

El estrés y la ansiedad tienden a manifestarse en nuestra vida de sueño. Es fácil suprimir esos sentimientos durante el día, manteniéndonos ocupados o distraídos, pero, a la hora de dormir, la verdad de cómo nos encontramos se hace más difícil de ignorar.

Dios se preocupa de cada aspecto de tu vida, incluido tu sueño. En Glorify contamos con una gran variedad de recursos y herramientas que te ayudarán a conciliar el sueño u a descansar en Dios.

Glorify aplicación gratuita de devocional diario y Biblia

Breve oración para dormir

En paz me acuesto y me duermo, porque solo tú, Señor, me haces vivir confiado.” Salmo 4:8

Este pasaje nos recuerda por qué podemos acostarnos en paz y dormir bien. Es porque confiamos en Dios para nuestra seguridad. Esta sencilla verdad puede tener un efecto radical en tu vida de pensamiento, ayudándote a revelar un camino para salir de la ansiedad hacia la confianza.

Si confiamos en Dios para nuestra seguridad, no en el dinero, ni en las relaciones, ni en la posición, las preocupaciones y afanes que arrastramos pierden peso.

En paz me acostaré y dormiré, pues sólo tú, Dios, me haces vivir confiado.

Sólo Tú, Señor, eres mi refugio seguro.

Te confío cada parte de mi vida.

Amén.

Oraciones por problemas crónicos de sueño

A veces, una mala noche de sueño es algo más que una noche aislada, y en lugar se trata de un problema crónico. Cuando el dormir es un problema continuo, puede ser difícil mantener la esperanza. La falta de sueño y el agotamiento pueden dificultar pensar, o incluso orar, con claridad.

Utiliza esta oración para recuperar la esperanza durante los largos periodos de insomnio.

Jesús,

Hace tanto tiempo que no duermo bien, que empiezo a perder la esperanza de que vuelva a ocurrir.

Estoy tan cansada y agotada por la batalla nocturna por conseguir descansar.

Príncipe de paz, por favor, ven y pon orden en mi vida de sueño, por favor, restaura mi descanso, y por favor, ayúdame a mantener la esperanza en las noches venideras.

Amén

Oraciones por el sueño de los padres primerizos

A veces pasamos por una etapa de vida que nos lleva a un sueño muy interrumpido. La paternidad es una de esas etapas. Los bebés pueden tardar años en asentarse en una buena rutina de sueño y, hasta entonces, los padres se quedan con el sueño roto y un plato increíblemente lleno durante el día.

En estos tiempos difíciles es importante dejar que Dios te fortalezca y aligere tu carga. Y recordar que no durará para siempre.

Querido Dios,

Gracias por la bendición de convertirme en padre. Estoy muy agradecido por mis hijos, pero Dios, también estoy muy cansado.

Ser padre ha sido más agotador de lo que jamás podría imaginar y no sé cuándo volveré a dormir bien.

Por favor, Dios, fortaléceme. Derrama tu gracia sobre mí y aumenta mi capacidad para que pueda seguir siendo un padre paciente y presente en los momentos de mal descanso.

Por favor, ayuda a mi pequeño a encontrar pronto sus ritmos de descanso, para que esta temporada de insomnio pueda llegar a su fin.

Amén

Disciplinas espirituales para dormir bien

Comprometerse con unas cuantas disciplinas espirituales puede ser un paso positivo para establecer un buen sueño.

A veces, los problemas de sueño están relacionados con una dolencia física. Pero a menudo los trastornos del sueño tienen su origen en una vida de pensamientos ansiosos o en sentimientos de estrés y agobio.

Las Escrituras son claras: debemos renovar nuestra mente, entregando a Dios nuestras tensiones y preocupaciones y recibiendo a cambio Su paz.

Esta elevación de nuestra mente y el esfuerzo deliberado por llenar nuestro cerebro de pensamientos arraigados en la Palabra, en la esperanza y en la bondad de Dios nos ayudan a salir del miedo y a entrar en la libertad.

Empieza el día con la Biblia

Esto es tan sencillo pero tan poderoso. La clave para renovar tu mente es llenarla de la palabra de Dios y de los pensamientos de Dios. La Biblia es un vasto y rico recurso de sabiduría y aliento.  Intenta recorrer el libro de los Salmos, leyendo uno cada mañana.

Termina el día con una meditación

Antes de irte a la cama, dedica un rato a meditar. Concéntrate en dos cosas: tu respiración y la presencia de Dios. Puedes reproducir una meditación bíblica en Glorify. Mientras lo haces, presta atención a tu respiración, centrándote en las entradas y salidas lentas. Imagina, al exhalar, que liberas todo tu estrés y toda tu preocupación a Dios. Al inspirar, imagina que Su paz y Su presencia amorosa te rodean.

Download Glorify app

Empieza a adquirir buenos hábitos hoy mismo!

Descargar ahora!
;