12 versículos bíblicos sobre el sueño para ayudarte a descansar

6 min. para leer

Hay muchos versículos bíblicos sobre el sueño o relacionados con él. Si te cuesta conciliar el sueño, leer la Biblia puede ser una buena opción antes de dormir (¡y no porque sea aburrida!).

Obviamente, hay varias cosas que pueden ayudarnos a dormir mejor, como beber mucha agua, apagar los dispositivos una hora antes de acostarse y hacer una cantidad decente de ejercicio durante el día.

Pero incluso después de tomar estas medidas, el sueño a veces puede ser una lucha, ya sea porque tenemos muchas cosas en la cabeza, una condición de salud mental o algo más.

Hemos hablado de cómo afrontar la depresión y las enfermedades mentales en otras publicaciones. Pero pensamos que sería una gran idea enfocarnos en el sueño y ofrecerte algunos versículos bíblicos sobre el sueño y el descanso que deberían servir para tranquilizarnos.

¿Qué dice la Biblia sobre el sueño? 

El sueño es una parte natural del ser humano. Nos mantiene vivos. Algunos duermen mucho, otros no lo necesitan tanto y otros luchan bastante para dormir. Pero el hecho es que es una parte importante de la vida. Dios creó el sueño para ayudarnos a renovarnos, a recargarnos para el día siguiente y como una oportunidad para descansar.

El sueño es esencial para una buena salud a largo plazo, un buen estado de ánimo y nuestro estado físico general. Por supuesto, podemos dormir demasiado y la Biblia advierte contra la vagancia, la pereza y el evitar el trabajo. Pero no deja de ser importante.

Hay momentos en la Biblia en los que los personajes duermen y, en muchos casos, es cuando Dios decide hablarles, a través de sueños, ya sea al padre de Jesús, José o al Rey Nabucodonosor. A veces, incluso interrumpe el sueño para poner las cosas en movimiento para Su gloria, como en Ester, cuando Mardoqueo y Ester son protegidos porque el Rey tenía una perturbación del sueño.

Pero también hay varios versículos que mencionan directamente el sueño y aluden al don que implica para nosotros.

Salmo 4:8

En paz me acuesto y me duermo,

porque solo tú, Señor, 

me haces vivir confiado.

Proverbios 3:24

Al acostarte, no tendrás temor alguno;

te acostarás y dormirás tranquilo.

Esta es una motivación para no sentir temor y nos ofrece un gran consuelo. A menudo lo que nos impide dormir es la preocupación. Hay más versículos que se relacionan con esto a continuación.

Salmo 3:5

Yo me acuesto, me duermo y vuelvo a despertar,

porque el Señor me sostiene.

El poder sustentador del sueño y la protección que el Señor nos ofrece están implícitos en este versículo.

Eclesiastés 5:12

El trabajador duerme tranquilo, 

coma mucho o coma poco. 

Al rico sus muchas riquezas 

no lo dejan dormir.

Dormir es más fácil cuando hemos trabajado mucho. Puede tratarse de un trabajo físico que ha agotado nuestro cuerpo o de un trabajo mentalmente agotador pero gratificante. El pasaje implica que tener más seguridad financiera no conduce necesariamente a dormir mejor. En Dios tenemos todo lo que necesitamos, y esta verdad debería ayudarnos a dormir mejor.

Mateo 11:28

Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.

Jesús dice que el mejor descanso se encuentra en él. Este famoso y reconfortante pasaje es un gran recordatorio de que ninguna carga es demasiado grande para él, y que seguir a Jesús siempre nos dará el descanso y la satisfacción que necesitamos.

The Bible lying open
La Biblia es una gran herramienta para dormir mejor. Imagen: Jessica Delp

Versículos de la Biblia para la paz y el consuelo

Muchos versículos bíblicos sobre el sueño no se refieren directamente a éste, pero son muy reconfortantes y a menudo son exactamente lo que necesitamos oír antes de acostarnos. No solo la lectura en sí misma nos ayuda a sentir sueño, sino que las palabras reconfortantes de las Escrituras pueden ayudarnos a dormir pacíficamente.

Estos versículos de la Biblia son excelentes para cualquier persona que lucha contra la ansiedad. Lee más sobre la ansiedad en esta publicación.

Aquí tienes algunos ejemplos de versículos bíblicos que pueden ayudarte a dormir.

Juan 14:27 

La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.

La paz es lo que la mayoría de nosotros necesita para dormir. Dios nos da una paz eterna e inmutable que debería ayudarnos en los momentos de dificultad.

1 Pedro 5:7

Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.

Filipenses 4:6-7

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Un pasaje bíblico clásico. Es una instrucción difícil de seguir, pero también es completamente cierta. Cuando realmente dejamos de lado nuestras preocupaciones e inquietudes y se las entregamos a Dios, Él promete guardar nuestros corazones y mentes.

Salmo 34:18

El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido.

Salmo 91:1-2

El que habita al abrigo del Altísimo se acoge a la sombra del Todopoderoso.

Yo le digo al Señor: «Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío».

Nunca estamos solos. ¡Qué gran consuelo!

Mateo 6:31-34

Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” Los paganos andan tras todas estas cosas, pero el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.

Como mencionamos anteriormente, a menudo la razón por la que no podemos dormir es porque tenemos muchas cosas en la cabeza y estamos preocupados por algo. Las palabras de Jesús aquí pueden ser desafiantes pero también reconfortantes cuando recordamos que a menudo es poco lo que podemos hacer, y que Dios cuidará de nosotros.

Y por último, un pasaje clásico de los Salmos. Uno de los pasajes más famosos de la Biblia, de hecho. Este pasaje nos recuerda el amor y la provisión del Señor para nosotros y es un gran versículo bíblico para dormir pacíficamente.

Salmo 23:1-6

El Señor es mi pastor, nada me falta;

en verdes pastos me hace descansar.

Junto a tranquilas aguas me conduce;

me infunde nuevas fuerzas.

Me guía por sendas de justicia

por amor a su nombre.

Aun si voy por valles tenebrosos,

no temo peligro alguno

porque tú estás a mi lado;

tu vara de pastor me reconforta.

Dispones ante mí un banquete

en presencia de mis enemigos.

Has ungido con perfume mi cabeza;

has llenado mi copa a rebosar.

La bondad y el amor me seguirán

todos los días de mi vida;

y en la casa del Señor

habitaré para siempre.

Anímate con estos versículos bíblicos sobre el sueño

Esperamos que esta colección de Escrituras y versículos bíblicos sobre el sueño te haya ayudado y animado.

Todos ellos se pueden encontrar en la sección de lectura bíblica de la App de Glorify y muchos pueden ser escuchados en los devocionales diarios y en las historias para dormir, específicamente diseñadas para ayudarte a descansar.

Imagen destacada: Kinga Cichewicz

Download Glorify app

Empieza a adquirir buenos hábitos hoy mismo!

Descargar ahora!
;